Bellezas
Chicas 18+
Mujercitas
Mujeres 25+
Quiero papi
Estudiantes
Maduras 40+
Amas de casa
Abuelas
Viejas
Sexo 30 Seg.
Corridas
Numero rapido
Mamadas
Masturbaciones
Anal
Transexuales
Gay
Lesbianas
Chicas bisex
Negras
Asiaticas
1001 noche
Rusas
Modelos
Guarras
Enfermera
Sauna
Playa
Strip
Doctor
Maestra
Embarazada
Peludas
Tetonas
Gordas
Chocho caliente
Hardcore
Pechugona
A la española
Gemito
Rasuradas
Secretos
Chica gim
Ligueros
Amateur
Contactos Gay
Flirteo
Infieles
Domina
Fetiches
Meadas
Sadomaso
Bizarro
Culo roto
Latex
Extremo
Fisting
Esclava
Ninfomanas
Lenceria
La Vecina
Orgias
Vouyeur
Servicio completo
Contactos Madrid
Contactos Barcelona
Contactos Valencia
Contactos Malaga
Contactos Murcia
Contactos Zaragoza
Contactos Sevilla
Contactos Canarias
Contactos Bilbao
*Servicios prestados Sinergyne Global Communications SL, Apartado de correos 167, 17001 Girona. Le informamos que el precio máximo de la llamada es de 1.21 euros minuto desde red fija y de 1.57 euros minuto desde red movil, impuestos incluidos. Servicio para mayores de 18 años.
Lilith

Esta mujercita de los ?ltimos tiempos, es la misma que por momentos se descubre Lilith, cuando en la embriaguez de sus deseos tan avivados y exaltados, aparece su negro Ad?n, esgrimiendo un miembro de encantadora medida e interesante grosor, que a decir verdad, encajar?a a la perfecci?n en la fantas?a de cualquier humano que se bien precie de tal.
No puedo, ni quiero bajarle la vista a semejante obra de arte. Uff, las sensaciones son tantas, que cu?nto m?s la miro, m?s cachonda me vuelvo. Solo deseo tomarlo en mi mano y acariciarme la cara con ella, sintiendo como se tensa cada vez mas? mientras el negro hunde su mano en mi entrepierna ya h?meda de suspiros.
Pero la realidad me sigue devolviendo palabras en la ventanita azul de los sue?os, y ese miembro por el que babeo, sigue estando a ya ni s? cuantos miles de kil?metros de aqu?
Es claro que Lilith en sus ansias lo trae todo el tiempo a sus fam?licas ganas, y es claro tambi?n que cuanto m?s lo trae, m?s y m?s ganas le tiene? Apoyo la cabeza en mi almohada, la m?sica y el aroma propician que en un ligero artilugio de la mente haga aparecer r?pidamente a este hombrecito y lo meta bajo mis sabanas?
Casi en forma autom?tica comienzo a sentir sus manos acariciando mis muslos y las m?as paseando despaciosas por su pecho? Qu? cosa mas bonita su piel, las yemas de mis dedos podr?an dibujar all? el paisaje mas inmenso? Su lengua buceando en mi boca es el sabor m?s exquisito que me llega hasta el alma?
Mis labios se dejan envolver en los suyos casi sin piedad, mientras mi piel se deleita mimando su orgulloso pene? Todo parece transcurrir despaciosa e intensamente, burbujeando la piel de sensualidad, de tal sensualidad que simula levitar las sabanas de efervescencia.
Hoy lo necesito tradicional, le insinu? sin perder el ritmo circundante de las caricias, que se suba arriba de mi cuerpo. El, que tan bien descifra la preferencia justa del momento, jugaba con su miembro en mi vagina, mientras m?s crec?a el llamado casi tribal de mi instinto? Comienzo a mecerme buscando esa posici?n exacta, en la que, como sin querer se desliza entrando en mi vagina entre rauda y sigilosamente?
La presi?n de mi placer lo sosten?a bien metidito adentro, su desenfreno lo empujaba a la acci?n? Conjugamos tiempos, cadencias y ritmos, haciendo parir la melod?a m?s bella que yo jam?s haya escuchado? Dibujamos muchas formas mientras mi cuerpo no se cansa de recibirlo, pero agitada subo mis piernas a sus hombros sintiendo que mi profundidad pod?a devorarlo a?n m?s? Las miradas se cruzaban entre extasiadas y desesperadas junt?ndonos en un mismo gemido.
La danza ya estaba casi en la cima, cuando nuestras manos tomadas se apretaron fuertemente presagiando el grito primal de lo sublime? La intrepidez de la urgencia mostraba los colmillos de la lujuria? Y desenfrenados en un beso m?gico llegamos hasta el para?so?
Pero, por supuesto, nadie que esta en el para?so quiere bajar a la tierra, as? nosotros mantenemos ese clima bien hot que va por m?s?
Ahora s?, despu?s de este primer reconocimiento de campo, se puede seguir explorando? Volvemos a rozarnos y la piel se vuelve a inquietar, la saliva nuevamente se acrecienta como cuando un animal sospecha comida, mientras te pido que me dejes accionar a m?, porque deseo verte, deseo ver tu pene apretado en mi mano, latiendo, deseo sentirlo en mis venas, a la vez que mi otra, tomando los test?culos se desliza llevando un dedo a su cola.
Esa misma cola que se muestra t?mida al principio y se afloja al placer casi en forma inmediata. Pero como hoy mando yo, le pido que lleguemos al orgasmo de otra manera. Y el, que a esas alturas le importaba muy poco la manera en que fuera, consintiendo mis caprichos mas ingenuos, lleva su mano a mi vagina, la recorre con su dedo ?ndice, mientras mi mano toma la suya dirigi?ndola por el halo de felicidad?
Quiero que el tambi?n ponga su mano sobre la m?a, de igual manera y hasta induciendo cierta presi?n a la pasi?n del momento? Nos besamos suavemente al principio, la intensidad que bailaba al ritmo cada vez mas movido de nuestras manos, y que por momentos bajaba los decibeles, se traduc?a en el idioma que esos besos iban tomando, pasaban de la sagrada ternura a el fuego mas pasional, atravesando entrecortados por palabras los labios hipnotizados de dulzor con los dientes atrevidos que marcan su propio territorio de magia? Y me habla en ingl?s, sabe con absoluta certeza cuanto me calienta, le digo: ?hhayyy papitooo?? y tambi?n s? con absoluta certeza cuanto le calienta?
Tenemos nuestro propio arco iris, por el que volamos y nos mezclamos los colores y las ganas, desde esas manos que son las investigadoras natas de nuestras m?s exquisitas sensaciones?
Similar a la rueda de la fortuna, el deseo no detiene su marcha, solo fluye, fluye como a borbotones del infinito amor que nos profesamos?
Las sabanas se humedecen de candor, me acomodo hacia un costado, abrazo mi almohada debajo de mi cabeza, a?n sintiendo la piel de mi negro cubriendo la m?a?
Mis ojos viajan a otra galaxia, donde seguramente tambi?n lo van a encontrar? Donde todo mi ser puede reconocerlo por su felicidad?
Porque tambi?n se que ma?ana abrir? nuevamente mis ojos e instant?neamente me sorprender? gratamente su piel sobre mi piel? Cuanto me gustar?a, poder ver esa carita mientras lee este texto, este relato con, de, por y para ?l?
Hasta puedo intuir que ser? su m?s rico desayuno?
Lilith.-



Llama al
803 401 564



< << Volver
  

(c) Copyright 2005 www.sexo-por-telefono.com | Todos los derechos reservados