Fetiches con latex en Linea erotica Fotos de fetiches
 
Fetiches con latex en Linea erotica Fotos de fetiches
Bellezas
Chicas 18+
Mujercitas
Mujeres 25+
Quiero papi
Estudiantes
Maduras 40+
Amas de casa
Abuelas
Viejas
Sexo 30 Seg.
Corridas
Numero rapido
Mamadas
Masturbaciones
Anal
Transexuales
Gay
Lesbianas
Chicas bisex
Negras
Asiaticas
1001 noche
Rusas
Modelos
Guarras
Enfermera
Sauna
Playa
Strip
Doctor
Maestra
Embarazada
Peludas
Tetonas
Gordas
Chocho caliente
Hardcore
Pechugona
A la española
Gemito
Rasuradas
Secretos
Chica gim
Ligueros
Amateur
Contactos Gay
Flirteo
Infieles
Domina
Fetiches
Meadas
Sadomaso
Bizarro
Culo roto
Latex
Extremo
Fisting
Esclava
Ninfomanas
Lenceria
La Vecina
Orgias
Vouyeur
Servicio completo
Contactos Madrid
Contactos Barcelona
Contactos Valencia
Contactos Malaga
Contactos Murcia
Contactos Zaragoza
Contactos Sevilla
Contactos Canarias
Contactos Bilbao
*Servicios prestados Sinergyne Global Communications SL, Apartado de correos 167, 17001 Girona. Le informamos que el precio máximo de la llamada es de 1.21 euros minuto desde red fija y de 1.57 euros minuto desde red movil, impuestos incluidos. Servicio para mayores de 18 años.
Estela su madre y yo

La convivencia entre los tres no sufrió alteraciones. Estela y yo nos amábamos y nuestros encuentros sexuales eran volcánicos. Cada día eran más sentidos y gozábamos de todas las maneras posibles explorando la sensualidad de un hombre y una mujer entregados al amor y al placer. Más de una tarde, en ausencia de Estela tuve relaciones con su madre Elsa, que en el momento de máxima lujuria me prometía que se aproximaba el día en que con su hija me iban a dar placer las dos juntas.

Una noche Estela entre besos y abrazos me preguntó si había hecho el amor con su madre. Quedé en silencio, y ella sin esperar la respuesta continuó “Mamá me contó que la habías hecho feliz el día en que se quedaron solos”. La besé y cuando iba a disculparme se adelantó. “Le debo y la quiero tanto, que lo único que me importa es verla feliz”.

Dudé pero me atreví sospechando que Elsa le había contado todo. “¿Puedo compartirlas mi amor?”, le pregunté. “yo te amo y haría cualquier cosa por complacerte y verte contenta”, y agregué. “Tu madre es una diosa y vos tan adorable y generosa como ella”.

“Mamá espera que la comprendamos y desea ser nuestra sumisa y darnos su amor y explorar los placeres del sexo que solo entre los tres podemos disfrutar”. “No necesitamos recurrir a otros para hacer realidad la fantasía de muchos hombres y mujeres”., reflexionó Estela

“Por supuesto y me pondré muy feliz si compartimos el sexo”, “Tu madre estuvo tanto tiempo sin gozar hasta esa noche en que no me pude negar a su provocación y sus encantos”.

En ese momento apareció en la puerta de la habitación Elsa. Casi desnuda, solo cubierta con un corpiño y portaligas rojos que sujetaban sus medias negras. Los zapatos de tacos altos realzaban su figura. Estaba impactante. Había esperado el momento en que su hija me revelara el conocimiento de la verdad y obtuviera el consentimiento de mi parte para hacer realidad lo prometido. Se acercó y nos pidió que continuásemos que ella solo quería mirar y disfrutar de ese momento mágico que desde hacía tiempo envidiaba.

Me incorporé y tomé a Estela de la mano quien besó a su madre. Luego yo la abracé y la besé en la boca sellando nuestro pacto.

“Sigan chicos y disfrutemos juntos” nos pidió.

Sentado de espaldas al respaldo del sillón de pana roja, Estela se subió a horcajadas sobre mi miembro duro y palpitante, mientras Elsa le abría los glúteos con sus manos para ampliar el orificio. Entre con mi verga hasta el fondo de su concha que encharcada por los jugos que fluían de la vagina, generaban un chapoteo ruidoso que hacían las delicias de su madre que miraba todo sin perderse detalle. La cogida era brutal y los gemidos de Estela pidiéndome más me excitaban. Tenía esa manera sensual de decir las cosas que pasaban de la delicadeza hasta la grosería.

“Papi dame tu amor y esa pija enorme que me hace tan feliz”. “Siento que me llega hasta el fondo pero quiero más”. “Asssiii, mi vida, soy tuya, aaaahhhh”.

Mi suegra, tomaba fotos registrando el momento sublime, mientras se masturbaba con su mano libre. Luego colocó la maquina para sacarnos a los tres juntos, se aproximó y beso con ternura el orificio anal, los labios de la concha y mi pija lo que quedó reflejado en una primera foto.

Yo seguía, cogiendo y gozando de las caricias que madre e hija me prodigaban. Sabían como hacer para que mi miembro se mantuviese firme. Pasaba de la concha de mi mujer a la de su madre, hasta que la muy zorra nos pidió que la preparásemos para que yo la enculara.

Me senté con mi verga endurecida por la inminente penetración y Estela que había lubricado el ano de Elsa con los flujos que escurrían de su concha, acomodó a su madre abierta de piernas y dirigió mi verga hacia el orificio pidiéndole que se relajase.

“Hija ya estoy lista”, musitó Elsa.

“Mamá déjate caer sentada de a poco pues puede dolerte cuando atraviese el esfínter”. “No hija nunca lo hice, es la primera vez que lo haré por el ano, pero como los escuché gozar cuando lo hacían, quiero sentir lo mismo”, “Estoy dispuesta a experimentar el dolor y el placer”. Me animó Elsa.

“Aaaayyy, por favor despacio que me duele, aaayyy”, “Que cabeza gordota para mi culo virgen, por Dios, aaayyy”,

Sentí como mi verga se enterraba en sus entrañas hasta los testículos. Gritó de dolor y se levantó, pero inmediatamente se dejo caer e inició una cabalgata furiosa.

Mi pija entraba y salía al compás de sus movimientos. Desde atrás yo le acariciaba las tetas y Estela le besaba y estimulaba el clítoris.

“Así sigan por favor así, por Dios me corro aaahhh, aaahhh, aaahhh, quiero toda la leche aaahhh, aaahhh, me rompieron el culo”, “Que rico por Dios”. “Estoy gozando”. “Que maravillosa experiencia y que orgasmo me produjo”. Concluyó Elsa.

Terminamos exhaustos y sudorosos, y luego de prometernos repetir otras noches de amor, placer y lujuria nos bañamos juntos iniciando una vida en común que aún hoy disfrutamos.

Munjol hjlmmo@ubbi.com



Llama al
803 401 564



< << Volver
  
  

(c) Copyright 2005 www.sexo-por-telefono.com | Todos los derechos reservados