Gay Linea erotica Fotos de chicos gay y videos
 
Gay Linea erotica Fotos de chicos gay y videos
Bellezas
Chicas 18+
Mujercitas
Mujeres 25+
Quiero papi
Estudiantes
Maduras 40+
Amas de casa
Abuelas
Viejas
Sexo 30 Seg.
Corridas
Numero rapido
Mamadas
Masturbaciones
Anal
Transexuales
Gay
Lesbianas
Chicas bisex
Negras
Asiaticas
1001 noche
Rusas
Modelos
Guarras
Enfermera
Sauna
Playa
Strip
Doctor
Maestra
Embarazada
Peludas
Tetonas
Gordas
Chocho caliente
Hardcore
Pechugona
A la española
Gemito
Rasuradas
Secretos
Chica gim
Ligueros
Amateur
Contactos Gay
Flirteo
Infieles
Domina
Fetiches
Meadas
Sadomaso
Bizarro
Culo roto
Latex
Extremo
Fisting
Esclava
Ninfomanas
Lenceria
La Vecina
Orgias
Vouyeur
Servicio completo
Contactos Madrid
Contactos Barcelona
Contactos Valencia
Contactos Malaga
Contactos Murcia
Contactos Zaragoza
Contactos Sevilla
Contactos Canarias
Contactos Bilbao
*Servicios prestados Sinergyne Global Communications SL, Apartado de correos 167, 17001 Girona. Le informamos que el precio máximo de la llamada es de 1.21 euros minuto desde red fija y de 1.57 euros minuto desde red movil, impuestos incluidos. Servicio para mayores de 18 años.
Mi amada Cecilia II

Capítulo II

Estuvimos unos minutos mirándonos. "Dios que hermosa es", pensaba. Luego toqué su rostro y le cerré los ojos con delicadeza. No deseaba que este sueño se truncara en este momento. Me acerque a ti con mi corazón latiendo aceleradamente.. Mis besos en tu frente hicieron lo que el agua no hacia… tu piel encontró la mía y gozaban ambas de esa caricia tibia. Rocé tu cuello con mis labios y sentí tu calor. Tus manos se dirigieron a mi rostro y ambas lenguas volvieron a juntarse. Juguetonas ellas dijeron desear surcar otros mares. Mis caricias se prolongaron deliciosamente y mis dedos ya buscaban tus áreas de pasión. Las tuyas y las mías encontraron lo que buscaban y empezaron a dar masajes calmos. Sentí tus dedos en mi vagina como deseando meterse todo. Tu boca descendió a mis pechos y succionaban con ardor y pasión. Mi cuerpo todo dio un brinco cuando mis jugos empezaron por primera vez a ceder a tus delicias. El agua se entibiaba más, pero no por efecto del termostato de la pileta del baño sino por el calor de nuestros cuerpos. Estaba riquísima. Presioné un botón y empezaron a salir "chorros de burbujas" envolviéndonos a ambas. Seguimos en un prolongado beso que resulto ser perfecto para ambas… Nos abrazamos y miramos.

Eres divina", me dijiste. Gracias por dejarme venir a tu lado. Necesitaba tenerte cerca"

Yo solo sonreí….. "También yo Ceci…. Muchísimo", te dije.

Tome el jabón de baño. Uno especial que compre con un aroma a flores y comencé a frotarte el cuerpo con el. Empecé con tu cuello, tus senos….cerraste los ojos…. Tu espalda….tu vientre….. Hice que te arrodillaras en el piso de jebe grueso de la pileta y frote también tus glúteos… Tomaste mi cuerpo y lo pegaste al tuyo mientras seguí enjabonándote. Tus glúteos me supieron a gloria. Mientras lo hacia unte de jabón mi mano y toque tus partes divinas. Un dedo se abrió camino a tu potito y empezó a jugar con el mientras los otros suspiraban por seguir sus pasos. El pulgar encontró tu vagina llena de jugos afrodisíacos. Se introdujo en el. Jugué con tus agujeros deliciosamente mientras tu rostro me brindaba el espectáculo mas hermoso que había visto. Rostro de dicha, de gozo, de entrega total…. Te entregabas a mi….. Sentí como tu cara descendió a mis senos para succionar nuevamente mi pecho. Nuestras manos bailaban de placer en cada movimiento… nuestros cuerpos reaccionaban alegres y gozosos.

Tomaste el jabon y seguiste mis pasos. Ambos cuerpos enjabonados prodigándose caricias sin detenerse…Tierno…

Reposamos un poco sentándonos en el agua tibia. En eso te dije: "Me hiciste sufrir pensando en que no vendrías", y te eche un poco de agua en la cara como un juego de amor… "malísima"…..y luego una sonrisa…. Tu entendiste el juego y respondiste con salpicaduras de agua….sonrisas…. recibías las mías…..sonrisas…. recibía las tuyas….sonrisas… Hasta que fué otra mirada la que detuvo todo el juego celestial…. Y un beso sello el mismo… Nos quedamos un momento más en la pileta diciéndonos las palabras mas agradables que se puedan decir. Salí yo primero despacio. Quería enseñarte mi cuerpo que ahora seria tuyo. Tu tan solo me mirabas y con tu sonrisa me decías todo. Me puse mi bata de baño para secarme….tomé la que te había comprado y la lleve al borde de la tina esperando que subieras…. Fue bello verte subir por esas tres gradas. Tu cuerpo llamaba al mío a cada paso. "Estoy loquita", te dije. "Muy loquita". Te bese mientras anudaba tu bata. Avanzamos para sentarnos en las sillas del tocador en donde nos peinamos. Me eche un poco de perfume. Te gusto…y te echaste también tu. Salimos del baño. Nuestros cuerpos estaban relajados, deseando sentirse cerca… pero relajados. Se sabían dueños uno del otro. Sorbimos un poco de champagne y nos servimos un poco mas. Burbujeante, el vino nos deleitaba los sentidos. "Deseas descansar un poco?", te pregunté.

"Me gustaría, no he descansado mucho en dos días pensando en este viaje y en cómo sería este especial día", dijiste. "Ha sido maravilloso, y veré que siga siéndolo siempre", besaste mis manos.

"Vamos a descansar amor…. O al menos tratar de que lo hagas, si?"…. te dije tomándote de la mano y jalándote al área de la cama. Tome una cajita que estaba encima y te la entregue. "Es para ti, con todo mi amor, se que te sentara bien"…. La tomaste y al abrirla viste en ella un negligé de seda color beige. Tenia bordes con blondas muy delicadas. Te paraste delante de mi dejaste caer la bata a la alfombra y con donaire procediste a ponértelo. Tu cuerpo divino resaltaba sobre el. Estabas hecha una reina para mi. Te mire tome tu mano y te gire para admirarte por todos lados. Bese tus labios mientras decía:

"Espérame".

Y me retire a cambiarme. Me puse un negligé similar al tuyo pero de color rojo vino, arregle un poco mi cabello. Tome otra cajita que tenia para ti y regrese a tu dormitorio. Ingrese despacio para que me veas. Detuviste tu mirada, luego de recorrer mi cuerpo con los ojos, ante mi entrepierna. Había una rosa en esa parte….

"Solo para ti".

Sonreí gozosa, me adelante y te dije: "Esto es para ti amor. Comprado en Bélgica pensando en estas nuestras noches y días……".

Tomaste el regalo y lo abriste. Era una cajita de madera fina bellamente bordada que adquirí en uno de los salones de Madame Hollander. Me encantaron los detalles y su contenido, así que se lo pedí de inmediato. Cuando la abriste viste en ella un vibrador doble y unas billas de acero quirúrgico unidas una a otra con cadenas del mismo material…cinco billas en total.

"Hummmmmm", dijiste….. "Se lo que es eso", señalando el vibrador, "pero esas bolitas para qué sirven", preguntaste.

"Esa será una sorpresa para ambas", te dije.

Me guiñaste el ojo y fuiste a traer las copas de champagne. Brindamos por la vida, por la felicidad de tenernos juntas, por ese chat bendito que un día nos unió, por el amor, la pasión… por nosotras que nos estábamos uniendo mas.

Te tome de la mano y te lleve a la cama. Delicadamente para cumplir mi sueño te recosté en ella colocándote al borde mientras retiraba delicadamente tu ropa de dormir inferior…. Me miraste mientras me retiraba a recoger la botella de champagne. Me acerque alcé tus piernas colocando tus pies al filo de la cama y abriendo tus piernas procedí a echar poco a poco ese delicioso vino dentro de tu vagina. Con ternura abría esos labios ya hambrientos y echaba más. Cuando supe que tenias lo suficiente dentro me arrodillé ante ese manjar y procedí a beber pausadamente. Mi lengua recorría esos labios como deseando complacerse y complacerte. Giraba y giraba y sentía como toda tú eras presa de unos espasmos deliciosos…. Succionaba mi boca para sacar ese néctar de dioses que me brindabas. De repente, luego de estar bebiendo unos 10 minutos, sentí como un rugido… un ahhhhhhhhhh que llenó el ambiente; y, con el, tus jugos…..

Mezclados con el champagne me supieron a manjar. Bebía y bebía emborrachándome feliz contigo…. Otro ahhhhhhhhhh salioó de tu garganta cuando mi lengua traviesa salió de tu vagina y fue a dar a tu potito introduciéndose en el. Tus piernas se relajaron y fueron a mi cuello y espalda presionándome como deseando que no deje de lamer y chupar esas zonas ahora mías. Seguí haciéndolo mas pausadamente. Mi lengua se encargo de todo en ese momento. Giraba por delante y lo hacia por detrás…. Y tu rostro en cada giro mío reflejaba un placer enorme. Me diste nuevamente tus jugos mientras pegaba un gritito al sentir los míos salir……

Cumplido el ritual del champagne bese tu vientre subiendo a tus pechos donde escandí un poco de ese vino también. Mi lengua recogió todo de inmediato mediante sorbos profundos y llenos de placer. Mis labios subieron a tu cuello jugando mi lengua con él. Siguió tu carita tus ojos, tu nariz, tu boca……. No quería dejar de besar ninguna parte de tu cuerpo. Me deleitaba con todo el. Sentí tus manos jugar con mi espalda con mis glúteos…..responder mis besos…Te di vuelta y bese tu espalda mientras tu carita reposaba en el edredón. Acaricie tus nalgas, bese tus piernas y tus pies….. Chupe uno a uno los dedos de tus pies mientras tomaba un sorbo de vino por cada dedo. Subí nuevamente a tu potito y puse mis labios en el. Te bese, introduje mi lengua en el haciendo giros nuevamente. Tus piernas se abrieron para recibirme mejor mientras que yo echaba otro poco de vino en ese agujero, miles de besos siguieron al festín previo, lengua que surgía rauda de su hogar para introducirse en ese delicioso agujero. Tu cuerpo vibró nuevamente de placer y sentí tu gozo y el llegar de tus jugos nuevamente. Quería que estos momentos fueran tuyos….solo para tu deleite. Mis manos jugaban con tu cuerpo acariciando tus senos, tus caderas, tus piernas mientras mi lengua se llenaba de satisfacción con tu potito. Otro grito se escuchó en el dormitorio,…… un ahhhhhhhhhhhh profundo que me indicaba que mi Ceci estaba perfecta….. Lista para una noche hermosa….. Para una noche de ambas……. Sólo de ambas……



Llama al
803 401 564



< << Volver
  
  
  

(c) Copyright 2005 www.sexo-por-telefono.com | Todos los derechos reservados