Bellezas
Chicas 18+
Mujercitas
Mujeres 25+
Quiero papi
Estudiantes
Maduras 40+
Amas de casa
Abuelas
Viejas
Sexo 30 Seg.
Corridas
Numero rapido
Mamadas
Masturbaciones
Anal
Transexuales
Gay
Lesbianas
Chicas bisex
Negras
Asiaticas
1001 noche
Rusas
Modelos
Guarras
Enfermera
Sauna
Playa
Strip
Doctor
Maestra
Embarazada
Peludas
Tetonas
Gordas
Chocho caliente
Hardcore
Pechugona
A la española
Gemito
Rasuradas
Secretos
Chica gim
Ligueros
Amateur
Contactos Gay
Flirteo
Infieles
Domina
Fetiches
Meadas
Sadomaso
Bizarro
Culo roto
Latex
Extremo
Fisting
Esclava
Ninfomanas
Lenceria
La Vecina
Orgias
Vouyeur
Servicio completo
Contactos Madrid
Contactos Barcelona
Contactos Valencia
Contactos Malaga
Contactos Murcia
Contactos Zaragoza
Contactos Sevilla
Contactos Canarias
Contactos Bilbao
*Servicios prestados Sinergyne Global Communications SL, Apartado de correos 167, 17001 Girona. Le informamos que el precio máximo de la llamada es de 1.21 euros minuto desde red fija y de 1.57 euros minuto desde red movil, impuestos incluidos. Servicio para mayores de 18 años.
Mi primera ves

Hola la historia que quiero contar comenzó cuando yo tenia 13 años ahora tengo 37 y me alegro que ocurriera aquello.

Tengo que decir que yo era un chico bastante atractivo, alto y bien formado aunque algo ligeramente afeminado.

Y la verdad es que desde bien pequeño siempre he tenido el sueño de ser una mujer. Por aquel entonces yo vivía con mis padres en una zona residencial y tenia un vecino que era amigo mío y compañero de colegio.

Al llegar del colegio el se quedaba un rato en casa mirando tv y a veces hacíamos los deberes juntos, yo estaba tan acostumbrada cuando llegaba a casa a cambiarme, y usar ropa interior de mujer, pero una tarde estaba en el baño haciendo pís y él quería hacer también, y entró, yo siempre lo hice sentada y él me vio en esa posición y con mi tanga en los tobillos que era de color negra transparente y con puntillas, el me miro asombrado y espero a que yo terminara y al levantarme, Nestor que así se llamaba, de parado saco su pija a mi vista y se puso a meár, mientras yo me levantaba la ropa, el al terminar de mear se dio vuelta con su pija en la mano y mostrándomela me pregunto si me gustaba, yo le respondí que si, él me pidió que se la tocara y yo con mis manos se la agarre y note que se le empezó a endurecer y agrandarse, era bastante más grande que la mía que aún no tenia bello, pero eso quedo ahí ese día.

Al cabo de unos días una tarde en que estabamos solos en casa, Nestor, me pidió que se la tocara de nuevo como el otro día, y sin decir mas se abrió el pantalón y saco su pija y la puso en mi mano, yo algo temerosa se la comencé a acariciar y volví a notar que se agrandaba y su cabeza rosada salía hacia fuera y se ponía muy dura en toda su extensión, el me dijo como quería que yo lo masturbara y comencé a pajearlo, cosa que me regusto mucho y al cabo de unos minutos le salto un abundante y pegajoso chorro de semen que mojaron mis manos y el piso, rápidamente me fui a lavarme las manos y traje el trapo de piso para limpiar.

Como Nestor tenia 14 años, para mi era como algo maravilloso y ya soñaba con el y deseaba llegar al colegio para verlo y estar a su lado, y no les cuento lo ansiosa que estaba en que llegaran las 5 de la tarde para que me acompañara a casa para quedarnos solos, desde ese momento cada ves que estabamos solos yo se la agarraba y lo pajeaba con mis manos las cuales terminaban llenas de su leche.

Una tarde como de costumbre lo estaba pajeando, me arrodille delante de Nestor y me lleve su pija a la boca sin que él me lo pidiera, estaba extasiada, primero le di un beso en la punta y le pase la lengua por su cabeza y tras eso instintivamente me la fui metiendo dentro de la boca, a lo que Nestor suspiraba y me decía que se sentía muy rico y que no dejara de chapársela, hasta que le salto un hermoso chorro de semen, ahí me entusiasme y ya todas las tardes se la chupaba y comenzó a acabarme en la boca que me gusto mucho y de esa forma yo me tragaba su leche y no ensuciábamos nada.

Yo vivía muy excitada chupando la pija de Nestor pero quería algo nuevo y por las noches en la cama comencé a meterme los dedos en mi culito, me ponía crema y así notaba con que facilidad me entraban y que placer me daba al sentirlos dentro, luego de eso comencé a usar el mango de un cepillo de cabello, que tenía que era de un tamaño respetable y con forma similar a una pija, el cual untaba con crema y me lo introducía por largos ratos.

A los pocos días estando con Nestor solos en casa, le pedí que me esperara en la sala mientras yo me vestía como una señorita, en cuanto regrese Nestor ya se encontraba en un sillón desnudo, y por mí parte venia vestida con una tanguita roja y medias con portaligas negras, le mostré como me introducía el mango de aquel cepillo, enseguida me pregunto si me gustaba, le dije que si, el enseguida me pidió que lo dejara ponerme la de él, fuimos a la cama y comencé a chuparle la pija, ya la tenía súper dura, agarre la crema del tocador se la encremé toda, me acosté boca arriba abriendo mis piernas sobre sus hombros le dije que me la metiera dentro, y al tener tanta crema resbalo muy bien, sentí un poco de dolor y placer, claro al meterme yo antes el cepillo la pija de Nestor entro más fácil, solo presionó un poco y con su calentura y deseo me penetrarme como todo un macho, bombeo unos instantes y acabo dentro de mí.

Ya por ese entonces yo tenía 14 años y el 15, y a partir de ese momento había descubierto una nueva forma de darnos placer, ya no se contentaba con que yo se la chupara, inmediatamente que estabamos solos él quería metérmela y a mí me re gustaba, así fueron pasando los años, por lo que de apoco me fui consiguiendo mas ropa de mujer para agradarle.

Cuando ya tenia 17 años, una noche había ido con Nestor, como otras veces, a una vieja fabrica abandonada en la que pasábamos toda la noche los dos, donde yo me cambiaba y me preparaba para él, pero esa noche nos llevamos una sorpresa, cuando Nestor me estaba penetrando, apareció un tipo de seguridad, el cual nunca lo habíamos visto, en ese momento dijo que estabamos violando una propiedad privada, y que llamaría a la policía. No se como, pero Nestor en menos de un segundo desapareció.

En ese momento yo me encontraba en la vieja fábrica con el tipo de seguridad, vestida con una mini muy corta de lycra negra, unas sandalias de charol negras con tacones de aguja bien altos, medias con portaligas rojo, y una remitirá muy ajustada de terciopelo rojo; sin decir nada, se desprendió el cierre del pantalón y saco una enorme pija gruesa llena de pelos y con unos huevos grandes y pesados, imagine lo que quería, me arrodille sobre el piso y comencé a chapársela con mucho gusto ese hermoso aparato el cual a cada instante crecía mas y más, era la primera ves que tenía en mis manos y en mi boca la pija de un tipo mayor y que rica que era.

Después de un largo rato de chuparcela se desvistió por completo y me apoyo boca abajo contra un mueble tipo mesa, me levanto la pollera y sentí como con su lengua chupaba mi ano y como de vez en cuando algún dedo se introducía en él.

En unos minutos note como con sus manos me agarraba fuerte de mis caderas y como su pené empuja mi culo. En ese momento me penetro por completo, rápido y decidido, a mí esa posición me gustaba mucho. Lo que más me excitaba era como él me trataba como si fuera una niña.

Después me la saco y la volvió a meter. Para esto me coloco boca arriba y con mis piernas levantadas por encima de sus hombros, sentí como su pené apenas podía entrar y en que forma abría camino dentro de mi ano, estaba como loca con su entra y sale. Fue mucho más placentero. Al cabo de un rato el suspiro fuertemente, y una descarga de leche me lleno por completo. Cuando la retiro hay estaba yo convertida en una puta chorreando semen por los muslos.

Esa noche lo volvimos a hacer un par de veces más, pero me dijo que cuando quisiera regresar yo sola o con mi amigo, le avisara para que no tuviera problemas, cuando me cambie y me fui pase por lo de Nestor y de dije lo bien que lo había pasado, pero que la próxima ves no se valla. Desde ese momento comencé a llamarme Julieta.



Llama al
803 401 564



< << Volver
  

(c) Copyright 2005 www.sexo-por-telefono.com | Todos los derechos reservados